martes, 27 de marzo de 2007

Pre campaña y chapucerías

La dirección de campañas políticas y la publicidad están de capa caída, nunca en la historia reciente había colmado los medios de comunicación tanta publicidad política sin contenido y/o mediocre. Dirigir el país es un juego de pelota, no se puede distinguir si Eduardo Estrella pide al PLD que devuelva el país al PRSC o al "pueblo", Danilo Medina nos lleva en el corazón desde el 2000 y Leonel Fernández apuesta por el graffiti y el miedo al cambio.

La publicidad aparentemente más acorde con la llamada dominicanidad y los tiempos modernos la hizo el equipo de campaña de Miguel Vargas Maldonado en la campaña interna del PRD. Como diría Jacqueline Polanco de la Flacso: "qué pena que la dominicanidad se defina mediante una cerveza", aludiendo a una campaña publicitaria de Cervecería Nacional Dominicana, de la misma forma digo: qué lástima que la proyección de cómo resolver nuestros graves e históricos problemas sociales y económicos se haga en el terreno de un juego, por demás, de origen estadounidense.

Para mal de males, ahora Amable Aristy Castro imita esta publicidad en la campaña interna del PRSC. Habrá calculado que con dinero y una publicidad que aludía a su cualidad de MVP, Vargas Maldonado logró derrotar a Milagros Ortiz Bosh, y que ya que él cuenta con los recursos, sólo basta con plagiar la campaña de Vargas Maldonado para lograr la nominación en el partido rojo. Un niño de 6 años haría el mismo cálculo.

Eduardo Estrella, también del PRSC, sigue teniendo los peores publicistas y directores de campaña electoral que en 2004. Sus mensajes a la ciudadanía son panfletarios y de muy baja calidad. Es penoso que un buen candidato reformista tenga una campaña de tan bajo impacto. Y es que no solo de buenas intenciones se vive, también de empuje, y a Estrella le faltan buenos asesores y publicistas que logren hacer calar sus propuestas.

Precisamente hablando de empuje, el precandidato presidencial del PLD, Danilo Medina, hizo un gran esfuerzo en esta ocasión para mostrar a un líder político con buena imagen, carisma y fuerza. Sin embargo, dos aspectos nublan el trabajo hecho con él: que continúe con el eslogan que utilizó en el 2000, muy criticado por cierto, y que exista contradicción en su mensaje, por ejemplo, habla de enfrentar las prioridades del pueblo dominicano y enfrentar no es sinónimo de solucionar, más bien puede tener una interpretación negativa de frenar.

Por último, y por el mismo hecho de ser Presidente y precandidato presidencial del PLD, está Leonel Fernández, quien comenzó a tantear a la ciudadanía con una campaña publicitaria sin su rostro, lo que denota miedo, falta de seguridad en que podía ganar la candidatura en el partido morado. Luego podríamos criticar el uso del graffiti, signo de urbanismo y juventud, para inculcar el miedo al cambio: "No inventen, sólo se gana con Leonel", etc. Qué contradicción en una campaña que aparenta estar dirigida a los jóvenes, si este es el grupo etáreo más propenso a evolucionar.

Como se puede ver, cualquier Juan de los Palotes dirige una publicitaria y hasta una campaña política o es que los precandidatos no quieren pagar por trabajos de calidad. Algo está pasando y no se sabe a ciencia cierta qué es, y lo peor es que mientras, estamos obligados a ver esta publicidad de mal gusto que nos empuja al aburrimiento. Con la suerte de que el aburrimiento, de ser sólo un sustantivo está pasando a tener un adjetivo: aburrimiento político. ¡Ufff!

5 comentarios:

Leopoldo dijo...

Excelente crítica comunicacional de la campaña política actual, Patricia. Con todo y "periquitos" técnicos.
Ahora bien, me queda la duda de si la falta de contenido y el vacío de propuestas alternativas por parte de los candidatos puede ser suplida por un buen equipo de campaña.
Si tenemos políticos que parecen no acertar definir una propuesta electoral coherente, ¿de qué valdría tener un buen equipo de campaña?
Quizás me equivoque, y entonces con una buena propuesta de comunicación política se podría compensar un poco el equilibrio ausente entre imagen y mensaje.

Patricia Báez dijo...

Buenas preguntas, Leopoldo. Mira, sabes que no soy especialista en el tema aunque me interesa, pero me atrevo a comentar esto.

Entre los candidatos y sus equipos de campaña no existe un tipo de relación estándar, eso va a depender del poder y la confianza que el candidato haya delegado en su equipo y de la personalidad de éste. Evidentemente, habrán candidatos que quieren una campaña con "su sello personal" y no se lleven de consejos, otros que hacen todo lo opuesto, o sea, se dejan fabricar una imagen acorde con lo que desea el mercado o la ciudadanía, mientras algunos buscarán un equilibrio entre esos dos extremos, que es un tanto ideal.

Lo que sí debe ser es que el candidato confíe en su equipo al punto de permitir que moldeen su imagen, para ello el equipo debe estar integrado por miembros del partido, si es una candidatura apoyada por la organización, o que esté muy cercano a las estructuras de decisión para que el producto sea un candidato con una propuesta acorde y respaldada por el partido, pero al mismo tiempo vendible, que es lo que saben hacer los directores de campaña, publicistas, relacionistas, etc.

Cuando preguntas si un buen equipo de campaña puede suplir la falta de contenido y propuestas de los candidatos, sí y no, eso va a depender de muchos factores, especialmente de que si el candidato no tiene propuesta ni sabe qué hacer, se deje llevar de su equipo, y entonces el éxito dependerá de qué tan bueno sea el equipo de campaña. Y, evidentemente, algún día todo saldrá a flote, porque para decir mentiras y comer pescado hay que tener mucho cuidado.

En la política, como en la música, en el cine, en la televisión, en las finanzas, hay quienes se han hecho a punta de buenas estrategias de mercadeo. Esto puede ser cuestionable, pero es la realidad actual: competitividad o el que tiene más saliva come más ojaldres.

Manuel Aramis Miranda Perdomo dijo...

Lo unico que critico de todo ese carnaval de cuartos pa campaña politica, es que no me dejer caer 2 o 3 miserables milloncitos.

Maria dijo...

Y... bueno no se que decirte, estoy aturdida con la campaña y la política de mala muerte que se está haciendo en nuestra tierra. Que se puede hacer si uno-a es poco y los aliados-as no son muchos-as.

Abrazos a cualquiera de las juanas.
María Scharbay

Manuel Aramis Miranda Perdomo dijo...

Saludos Otra vez

En cuanto al porque Amable y no Eduardo, FUI DE LOS POCOS que pronostico su triunfo y digo el porque:

http://manuel-miranda.blogspot.com/2007/06/resultados-primarias-del-partido.html

Vi al margen, un comentario en cuanto a la condena a "20 añitos" contra un asesino y abusador.

Dejame aclararte que la pena maxima es de 30 años y ante los hechos graves de los que se le acusa ameritaba esa condena.

Por lo que el tribunal fue muy benigno y no te sorprendas que dentro de 5 a 10 años el tipo ese este en su casa...