martes, 20 de febrero de 2007

Mi sexo suma

Más que placer

Más que hijos

Más que labores domésticas

Más que un rostro agradable

Más que un cuerpo apetecible

Más que dependencia

Más que sumisión

Más que un segundo salario

Más que seguridad para tu seguridad

Más que la estabilidad del sistema


Mi sexo -mental, emocional y físico-
suma personalidad, sentimiento e inteligencia.

¿Aún lo deseas?

3 comentarios:

Jaguar dijo...

Este es el reto que muchas mujeres de hoy le plantean al hombre contemporáneo. Es oportuno preguntarse: ¿por qué a muchos hombres dicho reto los hace sentirse disminuidos en su masculinidad?
Frecuentemente, como para cumplir con un protocolo, nos llenamos la boca diciendo que preferimos una mujer que no sea un pedazo de carne, sino sobre todo corazón y cabeza bien puestos, pero a la hora del nones, un buen corazón prueba ser inmenso para nuestra boca, y una buena cabeza encima de los hombros de una mujer, un auténtico dolor de cabeza!
Es de esperarse que hombres y mujeres aprendamos y nos atrevamos a ser vulnerables, abandonar pretensiones y simulaciones, ser quien swomos sin verguenza de lo que somos, y decir lo que queremos y necesitamos sin cortapisas...!
Quizás en ese momento llegue la luz, y nosotros los hombres tomemos a bien el reto de todo lo que suma el sexo, y las mujeres tomen a bien una vida sin riendas.

Clarice Baricco dijo...

Contemplo tus letras sumadas para lo justo y equilibrado.
Luchando.

Agradecida por tu visita.
Con gusto.
Gracias.

Abrazo.

Patria Anadel dijo...

me encanto